ALCALINIZAR O MORIR

Nuestro cuerpo mantiene un delicado balance entre PH acido y alcalino

 

PH es la medida de iones de Hidrógeno en los fluidos

Un PH apropiado varía a lo largo del cuerpo, por ejemplo,  los  intestinos, la piel y vagina debieran estar un poco ácidos, esto ayuda a mantener a las bacterias nocivas alejadas, la saliva es más alcalina, la orina en cambio es normalmente más ácida, especialmente en la mañana.

Para una salud celular óptima, el pH de la sangre debe de ser ligeramente alcalino, con un pH 7.4. Un entendimiento básico de cómo nuestros cuerpos mantienen un rango sanguíneo alcalino es importante para la buena salud.

El cuerpo no simplemente “encuentra” el balance, trabaja bastante duro para crearlo. Si tomamos malas decisiones en estilo de vida o nos saturamos con algún ambiente tóxico rico en químicos, nuestros cuerpos tienen que trabajar más duro para crear el equilibrio.

Si existe hasta la mínima probabilidad de que tu cuerpo se vuelva en general ácido (por la comida y estilo de vida, el ambiente, químicos, etc) , él mismo sacará minerales alcalinos como Calcio, Magnesio y Potasio de los huesos, dientes y órganos para neutralizar el ácido. Es como tener una reserva interna de antiácidos que contienen Calcio, Magnesio o Aluminio. Esto está bien de vez en cuando. Pero saquear sus reservas a lo largo puede lidiar desde osteoporosis hasta daños en el sistema respiratorio, hígado y riñones, ocasionando: cáncer, inflamación, alergias, artritis, problemas en la piel, constipación, problemas intestinales, estrés (físico y mental) y otras enfermedades crónicas que AMAN esta dieta.

Comida saludable crea células saludables. A la inversa, si comemos chatarra producimos chatarra.

 

Las 3 Mejores Maneras de Apoyar el Balance del PH

 

  1. Comienza tu día con un vaso de agua tibia purificada, alcalina, ionizada, con limón y manténgase hidratado.

    PH

 

Mientras los limones son ácidos en su forma natural, el agua de limón produce alcalinidad en el cuerpo (PH).

Este hábito diario ayuda a limpiar el sistema digestivo, encender su metabolismo, y neutraliza los ácidos excesivos.

Mantenerse hidratado con una buena calidad de agua es clave para limpiar su sistema, estimular la energía, y ayudar al sistema inmunológico a que trabaje a su máximo, evitando el acumulamiento de desechos ácidos.

 

  1. Come más alimentos crudos y bebe jugos verdes y smoothies.

PHHojas verdes,  vegetales, germinados, ciertas frutas, nueces y semillas, algunos granos y algas marinas inundan nuestro cuerpo con vitaminas, minerales, clorofila, fitonutrientes y oxígeno.

Las células dañinas (como las células de cáncer) o virus, bacterias y otros microorganismos indeseados odian el oxígeno, prefieren una dieta ácida alta en gaseosas, azúcares, carnes rojas, alimentos procesados y refinados y químicos sintéticos.  Estos son los enemigos No.1 del PH balanceado.

 

 

  1. Haz ejercicio, maneja el estrés, duerme mejor, respira aire puro, evita químicos desagradables y cigarros.

PH

El estrés emocional libera hormonas que forman ácidos como el cortisol y la adrenalina que inundan su sistema y ensucian su entorno.

Ya sea por medio de más yoga, siestas, meditación, ejercicios de respiración, caminatas en el bosque, o ayuda para el manejo de estrés, reducir la negatividad en su día a día es una manera poderosa de mejorar la salud de sus células.